Avanzada

Libros

VIDA DE RA, UNHA
En algunas ocasiones las existencias pueden estar erróneas o no se lo podremos conseguir en el plazo señalado. Confiamos en su comprensión y le agradecemos la confianza depositada. Esperamos no defraudarle.

VIDA DE RA, UNHA

978-84-92404-77-3 / 9788492404773

11,50 €      comprar

Comentarios

Cuenta una rana que tiene el don de hablar la lengua de las personas sobre su vida y su mundo. Pero no es la única con dotes especiales: una pariente sabe tocar la guitarra y cantar incluso canciones de los Beatles. Un estudioso de las ranas le hizo una fotografía que figuró en el libro Guinness, ese donde la gente apunta las cosas raras que sabe hacer. No sólo eso sino que una discoteca adoptó la foto como su logotipo, que comenzó a reproducirse en carteles, camisetas, etc. y se hizo tan famosa que no cesaban de acudir visitantes a conocer el charco en la que viven. Tuvo que coger un representante, un medionovio que le gestionó un contrato en Madrid en el zoológico, en donde la instalaron en un charco enorme climatizado para que actuase cuando le apeteciese. Y se le subió la fama a la cabeza de tal manera que no quiso saber nada más nada de las otra ranas, hasta el punto que el medionovio se deprimió y se dejó cazar por el pescador más temido por todas las ranas.
Ese pescador es un zapatero que en verano pilla ranas para venderlas en los bares. Como incluso lleva la comida cuando sale de pesca un día que llevaba el sobrino con él los sorprendió una tormenta veraniega y se refugiaron bajo un puente. El chaval lloraba por el miedo o, a lo mejor, por el hambre pues en cuanto emepezó a comer pan con chorizo paró de hacerlo. Además de las cuelbras y las aves rapaces sus principales enemigos son los pescadores. Con caña de bambú, sedal con hilo negro y de cebo una pelotita con pellejo de rana dando saltitos las pescan y luego les cortan la cabeza, que les queda con las patas delanteras.
Gracias a esa parte de cuerpo que les queda por lo visto pueden ser inmortales porque una rana albina, que tenía el pellejo blanco en vez de verde, se marchó por el mundo y como era muy inteligente la contrataron en un centro de investigación de las especies lacustres, en donde llegaron a la conclusión de que en algunas aguas las ranas pueden sobrevivir con la cabeza cortada y las dos patas de delante. Y cuenta una leyenda que existe una ciudad sumergida en la que las ranas viven en un mundo pensado para moverse a dos patas.
Ella es ya un poco vieja, pero muy hermosa. Por eso el grupo de ancianas que decide, cuando llegan a una cierta edad, los nombres, el Consejo de Nombrarana, acordó que se llamaría Ramona (Rana mona). Además, como es lista no se deja pillar por los pescadores. Ni por los niños cuando era renacuajo y se movía en el agua, porque son animales anfibios, gracias a un rabo largo que luego le fue desapareciendo y creciéndole las patas en el cambio que llaman metamorfosis. Los chavales meten los renacuajos en un tarro de cristal y los llevan al aula de ciencias naturales, en donde los compañeros muestran su admiración por el héroe que lo consigue.
En general, las ranas son más bonitas y saltan más que los sapos. En verano, se organizan campeonatos de saltos en un charco a resguardo de las culebras. Entonces se juntan muchas a competir o mirar. Hubo dos saltadoras excepcionales, que ganaron varios años: Saltarica y, sobre todo, Chimpón, que era una rana macho con unas cualidades excepcionales, una técnica exquisita y un nivel de preparación altísimo. Sabía leer en los libros de la gente las palabras escritas y constantemente intentaba mejorar, a semejanza del libro que le leía el abuelo, la historia de Juan Salvador Gaviota. Todas, en realidad, intentan mejorar cada día en las técnicas de natación, salto e incluso canto. En este último es en el que tienen que practicar los machos pues con él enamoran a las hembras. Es lo que hace para ella Balón, conocido también como Cantarotti porque además de tener un bueno papo es muy grande y canta como los ángeles. Es su novio y ella le corresponde.
De pronto, como aparece Toniño, el famoso pescador, se va a esconder para que no la descubra y la pille. Cuando se marche, tal vez pueda seguir contando más cuentos, porque le gusta mucho hablar.

Otros libros del autor LASO LORENZO, RAFAEL

REVOLTA DA LAGOA, A
REVOLTA DA LAGOA, A

978-84-9046-521-9

LASO LORENZO, RAFAEL

CARLOS CASARES, O AMIGO DAS PALABRAS
CARLOS CASARES, O AMIGO DAS PALABRAS

978-84-9865-471-4

LASO LORENZO, RAFAEL

CARTAS AO DIRECTOR
CARTAS AO DIRECTOR

978-84-15165-72-9

LASO LORENZO, RAFAEL

O TRASMUNDO DE ANTIOQUIA
O TRASMUNDO DE ANTIOQUIA

978-84-8289-320-4

LASO LORENZO, RAFAEL

Otros libros de la colección ALA DELTA NOVO AZUL (GALEGO)

UN FRAUTISTA EN NILEMAH
UN FRAUTISTA EN NILEMAH

978-84-9046-626-1

LOPEZ LOPEZ, XABIER

VERÁN EN FLAMIA, UN
VERÁN EN FLAMIA, UN

978-84-9046-520-2

CALVEIRO, MARCOS

MIMA, ROBOT E O LIBRO MAXICO
MIMA, ROBOT E O LIBRO MAXICO

978-84-9046-403-8

GALICIA GORRITZ, MONTSERRAT, CAUSSA RIUS, ONA

Portada No Disponible
ICÍA E O DIPLODOCO CAGUIÑAS

978-84-9046-327-7

YÁÑEZ CASAL, ANTONIO

Portada No Disponible
APRIL EYE Y LOS HERMANOS MANOS 3. LOS INVENTORES

978-84-143-3995-4

ARBOLEDA, DIEGO

Portada No Disponible
APRIL EYE Y LOS HERMANOS MANOS 3. LOS INVENTORES

978-84-143-3999-2

ARBOLEDA, DIEGO

Portada No Disponible
ATRAPADO ENTRE TUS PÁGINAS

978-84-19621-41-2

G. DE HITA, JAVIER

Portada No Disponible
CITY SPIES. LA CIUDAD PROHIBIDA

978-84-19834-41-6

PONTI, JAMES